Cada año recibimos mensajes de padres que nos cuentan las impresiones que tienen sobre la estancia de sus hijos en el extranjero con Round The World Spain, y lo que ha supuesto esta experiencia para ellos. Estos son algunos:

Patricia G., Bilbao:

Para Claudia el viaje a EE.UU. en verano es un premio y una motivación para sus estudios durante el invierno. Más allá de que aprenda inglés, le encanta la idea de viajar y conocer y convivir con amigos norteamericanos y también de otros países.

Para mí una tranquilidad saber que Henar estará también allí por si surgiera algún percance.

Cristina L., Granada:

La razón fundamental por la que decidimos inscribir a nuestros hijos en los programas de verano de Round the World Spain, fue para que mejoraran sus conocimientos de inglés de una forma menos académica pero, desde nuestro punto de vista, más eficaz, en relación al clásico curso intensivo de inglés de verano. No obstante, nuestras expectativas han sido superadas con creces, tanto los profesores como el resto de los compañeros, han contribuido a que estos veranos se hayan convertido en experiencias inolvidables para ellos.

Han conocido a chicos y chicas de diferentes nacionalidades, con distintas habilidades, hobbies, pero en conjunto “gente sana” e interesante. Pensamos que han ganado en confianza y madurez, han adquirido valores personales y además de todo eso se han divertido mucho.

Apreciamos el esfuerzo que todos los miembros del programa realizan, año tras año, para animar, enseñar, motivar y comprender a los alumnos, y los felicitamos por su excelente trabajo.

Sara R., Bilbao:

Somos una familia con dos hijos: Marta, que ahora tiene 16 años, y Diego, que tiene 14. Marta tuvo su primera experiencia en un Camp Americano a los 12 años. Yo había leído hacía varios años en un recorte de periódico la experiencia que Henar relataba sobre estos campamentos y me dije a mí misma: “El día que mis hijos decidan que están preparados para aprender Inglés en el extranjero, contactaré con Henar”. Me gustó lo que ella resaltaba de los camps: la experiencia de la diversidad, la vida en cabañas con chicos de tu edad pero de otros países, etc. En efecto, Marta, con 12 años, me dijo que quería aprender Inglés “de verdad” y después de hablar con Henar nos decidimos por uno de ellos. Marta fue con otros chicos y chicas de varios sitios de España y la experiencia fue fabulosa.

Primero, yo detecté todo el inglés que había aprendido en ese primer año y segundo, la experiencia había sido tan intensa que incluso le costó “desconectar” del campamento como un mes tras su vuelta. Marta ha ido al mismo campamento durante cuatro años, su nivel de inglés es excelente, y aún más importante, su capacidad para comunicarse, hacer amigos, tolerar comportamientos diferentes, ha aumentado de modo espectacular. Es muy abierta y tolerante, raramente critica a nadie y ha coincidido con tanta gente en los campamentos que tiene montones de amigos en muchos sitios de España y en todos los lugares del mundo.

Diego, con 14 años, ya ha ido al mismo campamento en los dos últimos veranos. La experiencia ha sido muy similar y el cambio que le hemos visto también: tolera comportamientos y actitudes diferentes ante la vida, hace muchos amigos con facilidad, es muy abierto, y también tiene ya un nivel de inglés muy aceptable. Y está todo el año esperando que llegue el momento del campamento.

Para Marta y Diego el campamento de verano ha sido sin duda el premio que les hemos dado por sus buenas notas. Ellos lo saben, los campamentos son caros y nosotros hacemos un esfuerzo económico importante mandándoles allí. Pero lo hemos tomado como parte de su formación, no sólo del idioma, sino también de la vida, de la convivencia y de la tolerancia. Y sinceramente, creo que hemos acertado. Estamos encantados.

Ah, y de paso aprenden a hacer cosas como: ski acuático, bailes varios (salsa, breakdance,…), teatro, joyas de bisutería, cocina, y hasta trapecio (que a Marta le ha encantado!!!).

Marta R., Madrid:

Mis hijos llevan cuatro años viajando con RTWSpain bajo la tutela de Henar Landa. Desde el primer verano quedaron cautivados por la experiencia de los campamentos americanos. Durante todo el curso escolar están pensando en el verano y se esfuerzan en sus estudios y personalmente pare poder recibir ese premio. Nosotros como padres estamos encantados de verles esforzarse para conseguirlo y una vez allí de verles disfrutar enormemente, de aprender inglés, de desenvolverse solos y de conocer otras culturas.

Todo ello les ha permitido, posteriormente, viajar por el mundo sin miedo, vivir un año escolar fuera de casa, con todo lo que ello conlleva y tener amigos de otras razas y de otras religiones. En un mundo tan grande y global como en el que vivimos, este tipo de educación internacional que estamos dando a nuestros hijos es igual de importante que la educación familiar y más importante que la académica o escolar.

Coqui F., Madrid:

Ha sido un verano increíble, no sólo ha aprendido inglés, si no que ha vuelto mucho más espabilado y seguro de si mismo. Lleva 3 años repitiendo y no lo cambia por nada del mundo.

Diego G., Madrid:

En su primera salida al extranjero, Ricardo, 12 años, ha disfrutado mucho y ha perdido el miedo a expresarse en inglés. Creemos que ha dado un gran paso adelante.

Hemos tenido en todo momento la sensación de que Ricardo estaba aprovechando el tiempo y con una supervisión muy cercana, lo cual da mucha tranquilidad a los padres.

Para este próximo verano, la primera opción de aprendizaje de inglés para Ricardo es un campamento en EE.UU. con RTW Spain. La oferta es muy completa y tienes la seguridad de que el niño va a estar muy bien atendido y las expectativas se van a cumplir.

Ana F., Bilbao:

Considero que la experiencia del campamento para mi hija ha sido muy positiva, ya que además de conocer el sistema de funcionamiento americano, le ha permitido mejorar el idioma, además de conocer a niñas americanas y practicar diversos deportes acuáticos que aun no había practicado, como el ski acuático, la piragua etc….

En definitiva creo que la experiencia es muy positiva sobre todo pensando en el futuro de nuestros hijos, ya que tienen que ir aprendiendo a resolver por si mismos los problemas o las dificultades que les vayan surgiendo. Por tal motivo, el estar fuera del protectorado familiar es muy positivo para su desarrollo y autonomía personal, además de la experiencia fantástica de poder disfrutar de los campamentos americanos, que son únicos.

Luis A., Madrid:

Al principio no estábamos seguros de que fuera a ser una buena experiencia para Olga. Desde luego, esperábamos que aprendiera inglés, pero en cuanto al entorno nos parecía demasiado aislado y poco glamuroso tratándose de un viaje a Estados Unidos. Cuando hablamos con Henar de la posibilidad de que Olga fuera al campamento, realmente no nos lo pensamos.

No sé si por la experiencia que ella misma nos contó de sus estancias en los Camps, por la confianza que ella misma nos transmitía cuando nos explicaba todas las actividades que allí se hacían, las experiencias no sólo de inmersión en el idioma sino de convivencia con otros jóvenes americanos, pero el caso es que tanto Olga como nosotros nos convencimos de que era una buena elección.

Cuando Olga regresó a Madrid, nos dimos cuenta de que no nos equivocamos y de la buena inversión que habíamos hecho en su formación y en su desarrollo como persona. Más desenvuelta, más madura, más independiente. Daba gusto oírla hablar de su experiencia. Desde luego, lo recomendaríamos a cualquier familia.

Anneli M, Madrid:

Aunque mi hijo de 14 años es totalmente bilingüe en inglés, le volveré a mandar a los campamentos de Estados Unidos, seleccionados por Round The World Spain, porque es una experiencia muy enriquecedora en todos los niveles; transmiten valores de vida sana e ideales universales, impregnan los niños con el característico optimismo americano, enseñan a convivir y compartir con otros niños de su edad. Además hacen mucho deporte y vida sana, están al aire libre todo el día. En fin, no hay mejor sitio para un niño preadolescente.

Mi hijo quien ha ido a campamentos nacionales e internacionales desde que tiene 8 años dice que el mejor de todos es él que nos organizó Henar y su equipo en EE UU el año pasado. Lo primero que pidió al volver era volver al mismo campamento este año.

Pedro L., Madrid:

Durante estos años (¡¡han sido 5 años!!) que a través de RondTheWorld hemos enviado a nuestros hijos, Borja y Pedro al campamento y a la Universidad, hemos visto cómo les ha hecho madurar, consiguiendo una mayor soltura no solo a nivel de inglés sino como personas, haciéndoles más responsables y disciplinados. Se nota en su comportamiento una soltura que han adquirido en sus estancias estos pasados años.

Helena G., Madrid:

Mi hija Cristina ha pasado el verano de su vida en el campamento, ha venido encantada con las amigas y amigos que ha hecho, lo que ha disfrutado y aprendido, no solo en cuanto al idioma, también la experiencia de compartir, la independencia y la seguridad en si misma.

En cuanto a la organización y logística todo ha sido excelente tanto desde RoundtheWorld como en el propio Camp. Sin duda alguna repetiremos el verano próximo y alargaremos su estancia a siete semanas.

Cristina G., Madrid:

Por tercer año consecutivo hemos decidido que nuestro hijo Miguel vaya este verano a un camp en USA, con Round de World.

Desde el primer año comprobamos que la experiencia para el niño era muy positiva, no solo porque aprende y afianza sus conocimientos de inglés de forma constatable, sino también por lo enriquecedora que resulta la convivencia con niños de otros países, lejos de la familia y en un país que no es el suyo. Desde aquí a los padres nos puede parecer complicado al principio, pero nuestra experiencia es que Miguel ha disfrutado cada minuto de su estancia en el campamento, de las múltiples actividades deportivas y sobre todo del ambiente de compañerismo y amistad que hay en el camp. No ha tenido ningún problema para adaptarse a la disciplina y organización del campamento, porque se lo hacen todo muy fácil y natural a los niños. Esos viajes le han dado una mayor seguridad y confianza en sí mismo, le han ayudado a madurar y a ser más independiente.

Y por último queremos destacar el trabajo de todas las personas de Round the World y vuestra constante preocupación por conseguir que esos viajes de los niños se realicen sin problemas y sus estancias en los camps sean un éxito. Vuestra ayuda a la hora de cumplimentar todos los trámites necesarios es inestimable, al igual que vuestros consejos tanto a nosotros padres, como a los niños sobre su forma de actuar y comportarse en los campamentos.

Marta C., Bilbao:

Mi hijo Iñigo recuerda el verano que pasó en estados unidos con RTWSpain como el mejor de su vida.

La experiencia ha sido tan positiva que este año repite como ayudante de monitor y ademas….SE Lleva a su hermano pequeño. Desde el punto de vista de los padres puedo decir que la organización es magnifica, el trato inmejorable y los niños están muy arropados en todo momento.

Eva S., Palma de Mallorca:

La experiencia de enviar a mi hija Julia a EE.UU, fue realmente positiva. Mandamos a una niña llorosa que dejó a su madre con el corazón roto, y 5 semanas después volvió una persona más segura de sí misma, con una capacidad de apreciar lo diferente que hay en el mundo y una actitud tolerante, que nos sorprendio gratamente y que para ella en la vida será de gran ayuda.

Francisco T., Madrid:

Tenemos dos hijos. Hasta que conocimos a Henar Landa, no los habíamos enviado solos al extranjero. La verdad es que eran pequeños, la mayor, actualmente con 18 años, en aquella época tenía 11 y el pequeño, 8.

La primera entrevista con Henar fue por teléfono. En esa llamada no solo nos convenció para que enviásemos a María, ¡¡ni más ni menos que a Maine!! Sino que además se marchase 7 semanas. Varias amigas me decían que si era mucho tiempo, que ellas no lo harían, etc. La verdad es que al final fue, llegó llorando porque quería seguir en el camp, y sigue marchándose todos los veranos.

La experiencia fue fantástica, no solo porque aprendió bastante, actualmente en la carrera está en el nivel alto, sino porque alcanzó un grado de madurez que año tras año se ha ido asentando. Nuestro hijo pequeño fue al campamento de chicos el verano siguiente, también siete semanas y la experiencia ha sido igual de gratificante.

Con Henar, textualmente, hemos “flipado”. Han ocurrido algunas anécdotas, en concreto, en un viaje de ida, María, que volaba a la Universidad de Santa Bárbara perdió la conexión en Miami, y en otra ocasión volvían, once de agosto, desde Boston, vía Londres, a Madrid. Justo el día que cerraron los aeropuertos por las amenazas de bombas líquidas. Pues Henar resolvió el problema con tranquilidad, de forma óptima, transmitiendo en todo momento, pese a su juventud, confianza en nosotros los padres y consiguió evitar un “ataque de histeria” entre los niños. Sobre todo, recuerdo que en Boston se encontraba nuestro hijo con 75 niños más. Todos, afortunadamente, llegaron estupendamente. Ninguno pasó miedo. Gracias Henar, ¡esperamos que sigas muchos años más!

Paloma M., Madrid:

Felicitarte a ti y a toda tu organización por el magnífico trabajo que desarrolláis. Nuestra experiencia con vosotros ha sido muy positiva ya que nuestras hijas Ana y Almudena han vivido experiencias inolvidables durante sus estancias en EE.UU. Su nivel de inglés ha mejorado notablemente y han vuelto mucho más maduras y seguras de sí mismas.

Mercedes G., Madrid:

Desde que nuestro hijo ha ido de campamento a EE.UU. el cambio de madurez ha sido extraordinario. Además de aprender inglés le ha servido para sentirse mucho más seguro fuera del ámbito familiar. Ha hecho grandes amigos americanos después de ir 3 años al mismo camp. Le ha servido para obtener una disciplina dentro de todos los deportes que realizan y al tener que convivir todos juntos y compartir las habitaciones.

Tengo que decir que Henar Landa, directora de RTWSpain lo organiza maravillosamente bien y eso también da mucha seguridad a los niños. Los veranos son increíbles y Eduardo no duda ni un momento en volver el verano siguiente. En definitiva, desde que va a los camps se le nota mucho más espabilado, más seguro de sí mismo y más maduro.

Pilar G., Las Palmas:

La experiencia fue absolutamente positiva: Henar se encontraba al tanto de los niños, mi hija (que fue con otros dos niños españoles encantadores, amigos suyos) disfrutó muchísimo de todas las actividades; el colegio en el que residían los camps era una preciosidad, el ambiente muy bueno y acogedor; las atenciones de los monitores y la seriedad en que las normas se cumplían me dio mucha seguridad…, los compañeros y compañeras eran muy educados y simpáticos, las técnicas de enseñanza deportivas se encotraban en la primera línea.. y en el golf, cuando volvió del primer año de curso, con 14 años, ¡en el primer torneo pasó de hándicap 23 a hándicap 8! (sí, en el primer torneo, de una sola vez!) así que desde aquí doy gracias a la amiga que me lo recomendó (y muchas gracias pues si no no lo hubiera conocido) y a Henar por proporcionarnos esta oportunidad para mi hija.

………………

Carmen G., Madrid:

Quisiera agradecer a Henar y a todo tu equipo vuestra colaboración y la oportunidad que nos habéis brindado aceptando a Fernando en este campamento. Los dos últimos veranos han sido claves en el desarrollo y madurez de nuestro hijo y las experiencias vividas salen continuamente en sus conversaciones.

Y el que cuenten con él como monitor nos llena de orgullo y estamos seguros que Fernando pondrá todo de su parte para que esta nueva experiencia sea enriquecedora para todos.

Carmen G., Bilbao:

Gracias por vuestros desvelos, por elegir una familia estupenda para Juan Arturo, por los mails de control, por atender mis llamadas sin importar el día ni la hora, por vuestra ayuda con la transferencia del dinero perdido… y sobre todo, porque Juan Arturo ha vuelto feliz con la experiencia; ha disfrutado del cole, de sus compañeros, de la familia (incluyendo a su perro!!); ha aprendido a levantarse solo con el despertador y ahora prefiere ir andando al cole en vez de que yo le lleve , porque le gusta organizarse su tiempo… ¡¡¡ un mes y se me ha hecho “mayor” !!!

Y lo mas importante, esta deseando repetir… la experiencia le ha dado la seguridad de poder salir de casa, aun sin conocer a nadie, vivir en un ambiente diferente… ¡¡ y disfrutarlo !!… y todo eso sin contar con que ahora, prefiere ver los programas en versión original.

En resumen, muchas gracias a todas por estar ahí y a ti Henar, por meterte en estos líos tan estupendos. Nos vemos a primeros de año para preparar el verano que viene!!

Helena H., Madrid:

Me encantó la visita a la oficina, más bien un hogar acogedor. Transmite cercanía, lo opuesto a las oficinas impersonales donde el niño es una cifra. Creo que la atención que das y tu enorme profesionalidad es tu fuerte y te hace única. Enhorabuena, de veras. Te pones en la piel de las cientos de madres que ya conoces, y nadie hace eso.

Rafael A., Madrid:

Fran ha llegado y perfectamente y encantado del campamento. Ayer cuando salió hacia el aeropuerto le fueron a despedir 2 bunks completos y confiesa que lloró un poquito. Llega contando muchas cosas y, de verdad, está supercontento con la experiencia. Supongo que habrá sido duro al principio pero luego se lo ha pasado pipa.

Te queremos dar las gracias por todo y sinceramente creo que no se puede pedir más a la organización. Nos consta que habéis estado superencima de todo detrás del telón, con información siempre que ha sido necesario y eso lo valoramos muchísimo. Esperamos lo podamos repetir al año que viene.

Coral E., Madrid:

Campamento 10. Enhorabuena. Buen trabajo. Cuenta con nuestros hijos para el año que viene. Felicita a monitores y equipo.

Miriam S., Madrid:

Por mi parte, no tengo mas que dar gracias porque mi hijo este tan contento y tan bien atendido. La verdad es que es un descanso saber que esta en tus manos.

Rafa M., Madrid:

Henar, he visto la foto con nuestros niños, y no quería dejar de volverte a agradecer tu dedicación y compromiso con el bienestar de ellos.

Los primeros días hay veces que son difíciles para ellos incluso para nosotros y pueden llevar a malosentendidos totalmente subsanables como hemos visto. Decirte que nos encanta saber que están con una persona como tu allí a la que podemos recurrir tanto nosotros como ellos.

María V., Valencia:

Sólo quería darte la enhorabuena porque esta mañana la salida de los chicos ha sido un ejemplo de eficacia y organización. Estoy segura de que a partir de ahora seguirá siendo igual, lo cual me da mucha tranquilidad. Además el saber que tú vas a estar allí es como tener una madre “adoptiva” para María. Ella iba muy contenta, aunque nerviosilla, pero seguro que antes de pasar el control de pasaportes ya se le había pasado.

Natacha A., Madrid:

Por favor, te pido que les des a todo el equipo del colegio mi mas profunda gratitud por lo bien que se portaron con mi hijo y por lo mucho que le han aportado; Alfonso guarda un recuerdo muy entrañable de su estancia y no olvida el cariño y la amistad que le dieron, en serio, esta hecho un hombrecito, y por supuesto, el próximo verano se ira a algún colegio que me aconsejes para hacer un curso pre-universitario.

Formáis un equipo perfecto y transmitís entusiasmo y profesionalidad. Os deseo muchísima suerte.

Mónica L. Bilbao:

Después de pasado el verano, y ahora ya prácticamente metidos en la rutina habitual, te escribimos para, por un lado agradecerte todo el trabajo y el interés que has demostrado en la organización de los cursos de verano, y por otro decirte que, tanto los chicos como nosotros, estamos encantados con la experiencia.

Desde luego, nuestros hijos no pueden haber vuelto más contentos, por lo que han practicado inglés, por la gente que han conocido, por lo que les ha gustado América, en fin, yo creo que repetirían. Nosotros también estamos muy contentos, y satisfechos con la experiencia.

Antonio M., Madrid:

Por fin tenemos a las niñas en casa. La vuelta ha sido un poco odisea pero ahora que han llegado todo se queda en una anécdota mas del viaje y se han traído una visita imprevista y fugaz a Ámsterdam. Cuando surgen los imprevistos es cuando te alegras de haber enviado a las niñas con una organización y que sepan resolver de la mejor manera el problema.

Por nuestra parte sólo podemos agradecer la gestión del regreso, las niñas llegaron cansadas pero muy contentas y a un besazo enorme a tu equipo, que se tragaron un sapo bien gordo y allí estuvieron con nosotros en Barajas para recibir a los peques. Desde luego Henar tienes mucha suerte de trabajar con ellas porque son un encanto.

La experiencia de las niñas en Inglaterra súper positiva, al principio lo pasaron mal pero es que su nivel de inglés era bajísimo. Lo han superado bien y desde luego volveremos a mandarlas fuera.

Sara B., Madrid:

Diego lo ha pasado genial, dice que el mejor año, que se le ha pasado demasiado rápido, y que ha aprendido mucho inglés. Como ves, todo positivo.

La experiencia ha sido increíble para él y también para nosotros. Quiero desde aquí agradecerte esta oportunidad que brindas a los chavales a que hagan una inmersión total en USA durante un tiempo, que se les abra la mente a otras maneras de ser y de ver la vida, y que además, les permita aprender tanto inglés pasándolo tan bien. Estamos muy contentos de haber podido contactarte y de que todo haya genial.

Liz M., Madrid:

Muchas gracias por todo. Vuestra organización es estupenda. La atención que tenéis es fuera de serie.

Sobre Henar Landa

Henar Landa Lara dirige con éxito desde hace años Round The World Spain. Los maravillosos momentos que vivió durante sus veranos como camper hicieron que Henar volviera año tras año como monitora y que ahora, siga pasando los veranos en EE.UU. visitando todos los centros y a todos “sus niños”.

Consciente del impacto tan positivo que los cursos en el extranjero y sobre todo los camps han supuesto en su vida, Henar ha decidido dar a otros niños la oportunidad de vivir lo que ella vivió durante muchos veranos como camper y monitora.

Leer más